Gijón, 11 ene (EFE).- El entrenador del Sporting, Abelardo Fernández, mantuvo este miércoles antes del entrenamiento una reunión de 45 minutos con la plantilla para analizar la situación por la que atraviesa el equipo y hacer ver a sus jugadores la trascendencia de los puntos en juego en el partido del próximo domingo ante el Eibar.

El entrenamiento de hoy ha sido a puerta cerrada y en él ha participado con aparente normalidad Dani Ndi al que aún le quedan un par de semanas para poder estar a disposición del entrenador tras una rotura de fibras de la que está tardando en recuperarse bastante más de lo esperado ya que lleva de baja dos meses.

Hoy no se ejercitaron con el resto de sus compañeros el central Jorge Meré y los centrocampistas Nacho Cases y Moi Gómez que fueron baja la pasada jornada en el partido ante Las Palmas.

No obstante, está previsto que mañana participen con normalidad en el entrenamiento previsto en El Molinón y que los tres estén a disposición de Abelardo para recibir al Eibar.

Amorebieta, que volverá al centro de la defensa tras cumplir un partido de sanción por acumulación de tarjetas, ha llamado hoy a "la unión de todos" para tratar de enderezar la marcha del equipo, que sólo ha sumado 5 de los últimos 42 puntos en juego.

"No es fácil esta situación pero somos profesionales, tenemos que estar unidos y salir el domingo a lograr los tres puntos", afirmó Amorebieta que ve "normal el enfado de la afición porque a nadie le gusta ver perder a su equipo".

El defensa está seguro de que "todo el mundo quiere aportar más" y señaló que "todo el equipo tiene muchas ganas de lograr una victoria el domingo".

"No es el momento de buscar culpables, este es un problema del grupo y es el grupo el que lo tiene que solucionar", añadió el defensa, para quien "el equipo ha demostrado que puede hacer cosas buenas y el domingo ante el Eibar hay que volver a ofrecerlas".

Según Amorebieta, "se tiene que notar en el campo lo que está en juego en este partido: hay que ganar para que se vea que el Sporting está vivo".

Sobre la posible llegada de refuerzos, afirmó que "todo el que venga a ayudar será importante", pero también indicó que los que ya están en el equipo son los que tienen que "tirar para adelante".

Mientras la plantilla prepara la visita del Eibar, el cuerpo técnico trabaja en la búsqueda de algún refuerzo especialmente para el centro del campo en el que la preferencia está en el marfileño Cheick Tioté actual jugador del Newcastle, pero que el club inglés permitiría marchar si logra a su vez un sustituto.

Abelardo pidió estudiar las posibilidades de retorno de dos jugadores que marcharon el pasado verano como son el extremo Jony, que apenas jugó los últimos partidos en el Málaga, y el cedido Pablo Pérez, pero ambas opciones parecen descartadas.

El cambio de entrenador en el equipo malagueño hace que Jony vuelva a tener opciones de jugar con el nuevo técnico mientras que el entrenador del Alcorcón, equipo en el que está cedido esta temporada, descartó que el centrocampista vaya a retornar al Sporting en el mercado de invierno.