El fútbol paraguayo se puso de nuevo en marcha esta semana después de las vacaciones de cara a la temporada 2017 con la actualización de sus plantillas, entrenadores y con la pretemporada antes del pitido inicial del Apertura el 3 de febrero.

El vigente campeón del Apertura, Libertad, optó por contratar al técnico español Fernando Jubero, quien ya entrenó a Olimpia y Guaraní, para que sea el indicado en guiarlo en su vuelta a la Copa Libertadores, donde está clasificado para la fase de grupos.

Jubero, quien ha demostrado en todos los equipos por los que ha pasado que gusta de un fútbol de ataque y goles, tiene ante sí un mes para preparar el equipo que disputará el 3 de febrero la primera jornada del Apertura contra Guaraní, vigente campeón del Clausura.

Los aborígenes también encaran una temporada con la Libertadores como máximo objetivo, pero todavía no han realizado grandes fichajes ni demasiados cambios, por lo que mantienen para 2017 el grupo y el cuerpo técnico que logró el éxito en 2016.

Olimpia ha contratado al uruguayo Pablo Repetto, quien destacó en el banquillo del Independiente del Valle ecuatoriano, para conseguir volver a ganar un título tras un 2016 de sequía.

Para su andadura en Paraguay, Repetto ha fichado al arquero Librado Azcona, los centrocampistas Jonathan Gonzáles, de Ecuador, y al venezolano Rafael Acosta, el volante Fernando Giménez, fichado del Emelec, así como Osmar Leguizamón y el defensa Aquilino Giménez, ambos procedentes de clubes locales.

Cerro Porteño, que este año vuelve a jugar la Copa Sudamericana, donde el año pasado llegó a semifinales, también ha reforzado su plantilla.

El Ciclón mantuvo a su entrenador Gustavo Florentín por un año más y ha incorporado al delantero Nelson Haedo Valdez, al defensa uruguayo Mauricio Victorino, procedente del Nacional de su país, y a Oscar Ruiz del Deportivo Capiatá, el primero que entrará en acción ya que juega la primera fase de la Libertadores contra el Deportivo Táchira venezolano en tres semanas.