Este es el blooper que esta dando vuelta en las redes...

Justo en medio de la grabación el crack Boateng no puede evitar decir: "@#$%" cuando siente que se le venía encima el estante lleno de botas de Nike.

Nos cuentan por allí que se demoraron un rato en terminarlo por las risas subsecuentes...