La División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor) aseguró hoy que es "inviable" la actividad de los clubes si deben asumir la obligación de contratar seguridad privada que haga la labor que hasta ahora realizaba la Policía y que su nuevo código recoge.

"La medida, además de implicar una disminución en las condiciones de seguridad en estos espectáculos públicos, hace inviable la actividad de los clubes profesionales al asumir funciones que son competencia exclusiva de la Policía Nacional", señaló la Dimayor en un comunicado.

El nuevo código de Policía, que entró en vigencia el pasado enero, recoge entre otros elementos que los organizadores de espectáculos públicos deben contratar seguridad privada para mantener el orden.

Por ello, la Dimayor mostró su "enfático rechazo" a esa norma y aseguró que es obligación de la Policía "garantizar la seguridad de los ciudadanos en el espectáculo del Fútbol Profesional Colombiano (FPC)".

En su opinión, esa medida traslada a particulares "la responsabilidad que corresponde a las autoridades públicas respecto a la seguridad, comodidad, convivencia y el orden público".

Más contundente fue el presidente de la Dimayor, Jorge Fernando Perdomo, quien dijo al diario El Tiempo que "negar la presencia de Fuerza Pública en enfrentamientos de alto riesgo sería un suicidio".

Asimismo, señaló que si tuvieran que tomar esa medida podrían suspender el torneo.