Lev Ivánovich Yashin fue un futbolista soviético. Considerado como el «mejor portero en la historia del fútbol,era conocido popularmente como la Araña Negra en referencia a los colores oscuros que siempre vestía y a la impresión de tener ocho brazos para atrapar la pelota. Yashin es el único guardameta que ha conseguido el Balón de Oro (1963).

Yashin fue un portero completo, de una gran envergadura, era muy ágil y seguro bajo los palos. Ganó cinco títulos de Primera División Soviética y tres Copas de la Unión Soviética con el Dinamo Moscú, club en el que pasó toda su carrera deportiva. Con su selección fue campeón en los Juegos Olímpicos de Melbourne en 1956 y de la Eurocopa en 1960.

Fue ganador de muchos premios y reconocimientos, entre los más reconocidos figura el haber sido galardonado con la Orden Olímpica por el COI, elegido el mejor portero del Siglo XX por la IFFHS, portero del Siglo XX por la FIFA,galardonado con la Orden del Mérito de la FIFA, incluido en el Dream Team de la FIFA (equipo de ensueños) de la historia de los Mundiales por la FIFA, galardonado con la Orden de Lenin y ganador del Balón de Oro por France Football, siendo el único portero en ganarlo hasta ahora, que lo acredita como el mejor del mundo en 1963 y hasta hoy, de la historia, entre muchas otras distinciones, se podría decir que su arco era "impenetrable".En el futbol si bien es importante el toque y la estrategia mediante la cual un equipo se para en la cancha. De ninguna manera se desechan otras habilidades, como la velocidad o la fuerza. Sin embargo, es la coordinación de todos estos elementos los que establecen un paradigma dentro de la cancha. Yashin era un experto no solo al momento de pararse en el campo, sino también complementando su juego con habilidades motrices. La causa de esta magia tiene un nombre y es sin duda el de: hockey.

La Araña Negra llegó a 326 partidos con el Dinamo de Moscú, fue allí donde se convirtió en una leyenda, de 1950 a 1970 -mientras encendía un cigarro y fumaba- ganó cinco torneos de liga en la U.R.S.S. Allí arrasó con la competencia, siempre vestido de negro y con una tranquilidad de otro planeta. Se cuenta que su gran humildad y generosidad lo llevó a conservar a lo largo de toda su vida una Pelota hecha de chocolate que le habían regalado unos chefs de Francia. Pero esto ultimo aún no pudimos como comprobarlo.

Como dijimos antes e llevó el Balón de Oro en 1963, habiendo ya ganado antes los Olímpicos de 1956 y la Copa de Naciones de Europa de 1960. Increíbles habilidades y personalidad. Características que uno puede apreciar en la estatua de bronce, que levantaron en su honor en el estadio Luzhnikí de Moscú. Como estos guardametas hubo y habrá pocos, poquísimos...