Madrid, 10 ene (EFE).- La Copa del Rey y la Coppa Italia son las dos competiciones coperas más predecibles en los últimos años de los cinco principales países del fútbol europeo, ya que en ambas el campeón en las últimas diez temporadas estuvo de media entre los tres primeros de sus Ligas, según un estudio de la consultora KPMG.

Entre las temporadas 2006-07 y 2015-16, los campeones de la Copa del Rey estuvieron casi siempre entre los tres primeros lugares de LaLiga, con cuatro títulos para el Barcelona, dos para el Real Madrid, dos para el Sevilla, uno para el Atlético de Madrid y uno para el Valencia.

Las únicas excepciones a esta regla fueron el Valencia que ganó la Copa del año 2007-08 siendo el décimo del campeonato regular, y el Sevilla que hizo lo propio en la 2009-10, cuando terminó cuarto en LaLiga.

Las posiciones de los finalistas son algo más variables, ya que según el estudio de KPMG Football Benchmark, los que llegaron hasta la final de la Copa del Rey en la última década terminaron de media entre los siete u ocho primeros del campeonato liguero.

Las excepciones en cuanto a los finalistas son el Getafe (noveno en la 2006-07 y decimocuarto en la 2007-08), el Athletic Club (decimotercero en la 2008-09 y décimo en la 2011-12) y el Atlético de Madrid (noveno en la 2009-10).

"Analizando las últimas diez temporadas, la Copa del Rey española y la Coppa Italia se muestran como las competiciones más predecibles, mientras que la FA Cup inglesa y la Copa de Francia muestran el mayor número de sorpresas, con finalistas fuera de las primeras posiciones de las ligas", apuntan las conclusiones del estudio.

En el caso de la Coppa Italia, los campeones de los últimos diez años estuvieron de media en los tres primeros puestos del Calcio, y los finalistas en los cuatro o cinco primeros lugares. La Copa alemana tiene guarismos similares a la española, con ganadores entre los tres y cuatro primeros y finalistas entre los siete u ocho primeros equipos de media.

Sin embargo, en la FA Cup inglesa la media de ganadores de los últimos años se sitúa entre los cinco y seis primeros de la Premier League; y los finalistas más allá de los doce primeros de cada campeonato, en un estudio que destaca el caso del Wigan Athletic, campeón de la edición de 2013 ante el Manchester City, o los tres últimos finalistas: Hull City, Aston Villa y Crystal Palace, que terminaron la Premier por debajo del puesto quince.

En Francia los campeones de la Coupe de France están de media entre los ocho o nueve primeros de la Ligue 1, con el caso extraordinario del Guingamp, que ganó la competición siendo un equipo de la segunda división francesa en 2009.

El estudio también pone de relieve que la Copa del Rey española es el único de los torneos coperos de las cinco potencias futbolísticas europeas que se juega a dos partidos por fase desde los dieciseisavos de final. Por esto, los clubes españoles de LaLiga Santander son los que tienen que disputar más partidos para ganar la Copa: un total de nueve, de dieciseisavos a la final.

En el caso de Italia son siete, ya que las semifinales se disputan a doble partido mientras que el resto de rondas se juegan en un solo encuentro; y seis en cuanto a Inglaterra, Francia y Alemania, todos ellos con sistema de partido único. No obstante, la FA Cup inglesa requiere un partido de desempate en caso de igualada.

Los especialistas deportivos de la consultora suiza también analizan la ocupación media de los estadios durante las últimas rondas de Copa (cuartos, semifinales y final) en los cinco principales del fútbol europeo durante las últimas cinco temporadas.

Mientras que las competiciones coperas en Francia, Inglaterra y Alemania se mueven en un porcentaje de asistencia media superior al 80 por ciento de la capacidad de sus estadios; la Copa del Rey bajó de algo más del 80% de asistencia media en el curso 2011-12 a poco más de un 60% en la edición 2015-16.

A la cola de la asistencia a los estadios en duelos coperos está Italia, que pasó de un 70% de ocupación en 2011-12 al 50% la temporada pasada; aunque los responsables del estudio destacan que la media de asistencia al Calcio es similar: del 53% de la capacidad de los estadios durante la última campaña.