Tegucigalpa, 3 ene (EFE).- Un entrenador uruguayo, dos argentinos y siete hondureños dirigirán en el próximo torneo Clausura de Honduras que empezará el sábado con el partido entre Real España y Social Sol.

El uruguayo Manuel Keosseián será el estratega del Marathón de San Pedro Sula.

Por su parte, el argentino Diego Vásquez continuará al frente del Motagua de Tegucigalpa, del que además ha sido portero y ha hecho campeón en dos ocasiones, la más reciente en el pasado torneo Apertura, que finalizó en diciembre de 2016.

El otro argentino es Héctor Vargas, que desde 2014 es timonel del Olimpia capitalino.

Keosseián, un viejo conocido en el Marathón, al que llegó por primera vez en 2006, ha vuelto al club de la segunda ciudad más importante de Honduras, del que ha dicho que le tiene aprecio.

El timonel del Marathón lo ha sacado campeón tres veces.

Héctor Vargas también ha hecho campeón tres veces al Olimpia, el equipo de mayor afición en Honduras y el que más torneos ha ganado, 30, desde que se fundó la Liga Profesional de este país, en 1965.

Los siete equipos restantes que participarán en el próximo torneo Clausura contarán con entrenadores hondureños.

El Platense seguirá con Reinaldo Clavasquín, que lo llevó a la final del torneo Apertura, la que perdió con el Motagua.

El Real España, que con el Olimpia, Motagua y Marathón son considerados los cuatro mejores equipos del fútbol hondureño, continuará con su técnico Mauro Reyes.

El Real Sociedad es otro de los equipos que repetirá en el Clausura con técnico hondureño, Carlos Martínez, lo que también hará el Honduras Progreso con Héctor Castellón, con quien ya ganó un campeonato.

El Juticalpa tendrá como estratega a Jorge Pineda, en tanto que el Vida a Carlos Plummer Pavón, quien viene de dirigir al Marathón con el que debutó como entrenador profesional en el pasado torneo Apertura.

El Social Sol, que en el pasado campeonato Apertura ascendió a la primera división y finalizó de último con nueve puntos en 18 juegos, al parecer continuará con Gustavo Gallegos, quien asumió las riendas del club tras ser separado el técnico hondureño Carlos Orlando Caballero, que lo ascendió a la liga de privilegio.

Gallegos era asistente de Caballero en el Social Sol, equipo que de no levantar su nivel es candidato a descender a la segunda división en el torneo Clausura.