Las Once de la Súper Final


10- COMO HERMANOS… QUE SE ODIAN…

Llegaron como tenían que llegar, en autobuses donde las piedras no se convirtieron nunca en misiles. Llegaron como argentinos fervorosos, como hermanos que se odian, como una sola voz en 4 colores. Brilló el azul y el oro con el rojo y el blanco. Era un superclásico especial, estaba un poco devaluado porque venían cabizbajos y hasta con extrañeza y rabia de no haberlo vivido en su casa. El primero había salido 2-2… y el segundo no se llegó ni a ver porque fue "manipulado" por accidentes casi sobrenaturales… falta de todo tipo de seguridad policial de un país querido como la Argentina… un país que puede albergar una cumbre política como el G-20 y sin embargo no puede, no pudieron con los capos de unas barras que no son tan bravas, sino una mera apología de la violencia y de la corrupción… Suerte que al final reinó lo que tiene que reinar: los huevos y los ovarios de la razón. Ojalá que la Copa Libertadores se haga por fin y de una puñetera vez INTERNACIONAL. A esta Copa le falta mucho para globalizarse… y si se globaliza ¡Benditos sean!

Celebración de River en La Puerta del Sol en la madrugada del lunes:

Foto JFG

Página Anterior
Página Siguiente

¡Suscríbete, Por Favor!!

Portada del Día

The Mundial Group © 2018 All Rights Reserved - Fútbol Mundial Deportes Digital