La historia de los sindicatos de deportistas en México jamás terminó bien, Hugo Sánchez, previo a la Copa América de 1993 intentó realizar una mini rebelión de los seleccionados previo al viaje a Ecuador, bueno no pasó a mayores, incluso el propio "Hugol" todavía le alcanzó para ir al Mundial de Estados Unidos 94.

Recordamos el caso de los beisbolista de la Liga Mexicana de Verano, quienes buscaban un mejor trato por parte de los magnates de la pelota mexicana, así como un trato justo y servicios médicos, ¿resultado?, la mal recordada ANABE, terminó como "ANABE del Olvido", elementos como "Abulón" Hernández, tremendo jugador, fue vetado y castigado por los demás equipos del circuito veraniego.

El fútbol mexicano ha tenido varios intentos, incluso existe una asociación de futbolistas que nadie, bien a bien, sabe cómo trabaja o qué tipo de avances ha concretado para los futbolistas.

Rafael Márquez, quizás el último referente del futbolista mexicano, ha levantado la mano. Si es cierto, el ya está más allá del bien y del mal. Ya lo ganó todo a nivel de clubes, en México, en España y en Francia, se discutió en el terreno de juego, bueno no le fue tan exitoso en la Selección Mexicana, no se puede tener todo en la vida.

"Si tienes intereses o miedo. No vas a querer apoyar la causa, esa es la parte más difícil de esto: unirnos, que todos tengan esa dignidad de luchar por este movimiento. Estamos tratando de conseguirlo y si por mi fuera, ya estuviera, pero es un proceso que lleva su tiempo"

"Para mí sería fácil decirles que enfrenten, porque yo estoy en una posición más cómoda, porque yo ya no tengo por qué pelearme. Lo único que podría decir es que tengan paciencia, que vamos a llegar a algo importante, que podamos pelear todos juntos por una sola causa"

Son parte de las citas textuales que dio Márquez a la prensa mexicana recientemente, además aprovechó para hablar de su equipo actual el Atlas, a quien no le da mucha chanza en el torneo de Clausura 2017 que inicia este viernes en la Liga MX.

Vaticino que este intento todavía le falta mucho por madurar, por lo menos Márquez ya levantó la voz.