Liga MX

Chivas y América emocionan pero no anotan

Chivas

Chivas y América jugaron tres clásicos durante el mes de marzo, dos por la Concachampions donde las Águilas salieron adelante, y uno por la Liga MX en su jornada 12, donde igualaron 0-0, dejando al Rebaño Sagrado fuera del Play Inn.

América tuvo las oportunidades más claras de peligro, pero la lesión de Diego Valdés mermó su desempeño, hecho que le dio espacio a Chivas, estuvieron cerca del arco de Malagón, pero el invitado de honor nunca llegó.


América salió con todo en este Clásico Nacional en Guadalajara, donde no le presta mucho el balón a Chivas, está generando peligro en las bandas, sobre todo en la izquierda, y el peligro ha sido latente.

Al minuto 6 del primer tiempo se dio la primera aproximación, ya que luego de tras un cambio de juego y un gran pase por el centro, Julián Quiñones quedó solo por la izquierda, donde entró al área, trató de cruzar, pero Tala Rangel detiene a una mano.

Al 15 se daría una segunda jugada que pudo ser letal para las Chivas, donde nuevamente hubo peligro por las bandas; Julián Quiñones recibe un centro y le pegó de volea, pero no midió bien la trayectoria, mandando su disparo hasta las gradas del estadio y así se mantuvo el 0-0.

Poco después, al 35, llegaría una doble atajada del Tala Rangel, donde Fidalgo le mete un fierrazo desde los linderos del área y ataja el portero; el balón va al poste y le cae a Henry Martín, quien remata de cabeza, pero se repone y detiene de nuevo.

Al minuto 45, tras estar sentido, Diego Valdés se tiraría al pasto y no podría continuar, por lo que Jardine le dio ingreso a Richard Sánchez.

Ya en la segunda parte, vendría el show de Julián Quiñones, quien realizó un jugadón y le gana a Chivas por velocidad, disparando pero quedó cerca. Cowell respondería tras un pase largo, donde llegó a los linderos del área, pero el tiro pasa a un lado.

Al 75 habría una polémica entre Ricardo Marín y Lichnovsky, pues se manotearon, Igor le soltó una cachetada y el de Chivas se tiró al pasto; ambos recibieron tarjeta amarilla.

Con el paso de los minutos, los ánimos se calentaron, pero para la mala fortuna de los aficionados no iba a haber goles, 0-0 final.

Subir